area Atlántica. Arribolas

FONDOS ARENOSOS

 

Fondos Arenosos. Arribolas

 

Cuando el batir de las olas disminuye su fuerza los fondos arenosos ganan terreno a los paisajes rocosos.

 

En este medio predominan las algas pardas, más duras y que resisten mejor la fuerza del oleaje que puede arrastrar grandes cantidades de arena.

 

Las anémonas están provistas de gran número de tentáculos con células urticantes capaces de liberar dardos venenosos de tamaño microscópico, que, si se clavan en la piel producen un dolor ardiente parecido al que sentimos cuando tocamos una ortiga. El colorido de las anémonas se debe a su estrecha relación con las algas. Algas microscópicas habitan dentro de las anémonas y las alimentan gracias a su capacidad para sintetizar materia inorgánica convirtiéndola en materia orgánica, la anémona compensa este favor proporcionándoles protección a las algas.

 

Las julias, acostumbradas a estos fondos arenosos son una especie gregaria hermafrodita, tienen un marcado dimorfismo sexual. Primero es hembra y luego macho, presentando una etapa de transición en la que pueden tener funcionales las dos gónadas.

 

Las hembras pueden alcanzar 15 cm de longitud, tienen el dorso marrón y oscuro y el vientre blanquecino, presentando en los flancos unas franjas longitudinales rojas.

 

Los machos tienen el dorso mas o menos oscuro, el vientre blanco y en los flancos presentan unas franjas longitudinales en zig-zag anaranjadas, además de una mancha negra alargada detrás de las aletas pectorales y una línea azul que recorre la cabeza por debajo de los ojos y llega hasta el fin de la mancha negra.

 

Las julias que se distribuyen por el mediterráneo y el atlántico se alimentan principalmente de moluscos, crustáceos y poliquetos y suelen enterrarse en la arena para pasar la noche.